Plan de choque contra el abuso laboral en verano: se harán 1.200 inspecciones

El Govern desplegará actuaciones para combatir la precariedad, sobre todo en construcción y hostelería
La construcción y la hostelería, sobre todo este sector, son los ámbitos donde se da más fraude por los contratos temporales que se hacen en la época estival.
El Govern desplegará durante este verano a un total de 80 inspectores de trabajo en un amplio plan de choque contra la precariedad laboral que se desarrollará en verano en las Islas. Habrá 1.200 intervenciones, especialmente en los sectores de la construcción y la restauración, que son los dos ámbitos donde se han detectado más incumplimientos debido a las contrataciones veraniegas. El Govern retoma así un plan de inspecciones que quedó en suspenso durante los dos años de la pandemia.
La presidenta del Govern, Francina Armengol, y el conseller de Model Econòmic, Iago Negueruela, detallaron que las líneas maestras de este plan de lucha contra la precariedad irá dirigido al control de jornadas a tiempo parcial para detectar las que sean fraudulentas. Estas actuaciones se dirigirán a jóvenes y mujeres, que es donde más se da la precariedad en el trabajo. El plan incorpora vigilancia sobre las condiciones de la jornada laboral y el tiempo de trabajo, horas extra, registro de jornada y descanso semanal. Incluye, además, actuaciones en el control de las faltas de alta en la Seguridad Social y la vigilancia contra la economía irregular.
Menos temporalidad
Durante la presentación del plan, la presidenta del Govern destacó que uno de los problemas más graves que presentaba el mercado laboral de las islas es el de la temporalidad. Sin embargo, aseguró que la reciente reforma laboral ha tenido consecuencias muy positivas en este aspecto. «El problema más grave que teníamos en materia de precariedad, la temporalidad, se esté solucionando de una forma muy rápida», dijo la presidenta, que recalcó que ocho de cada diez contratos que se firman en las islas son indefinidos, cuando hace un año apenas representaban el 20 % del total

La distribución del número de inspectores por islas será cómo en las ediciones anteriores previas a la pandemia: 14 en Mallorca (560 actuaciones), 8 en Eivissa (320 actuaciones), 6 en Menorca (320 actuaciones) y 2 en Formentera (80 actuaciones). En el Plan se suma un administrativo en Eivissa y Formentera para agilizar la tramitación de todos los expedientes que se abran. Al acabar la campaña se hará un balance con los principales resultados de este verano, que suponen la llegada de 30 inspectores de la Península para reforzar el trabajo de los 50 que hay en las Islas, según detalló el conseller Iago Negueruela. El responsable de Treball del Govern asegura que el plan de choque de este año «reorienta» las medidas de plantes anteriores «tras el impacto de la reforma laboral» con especial repercusión en los contratos temporales.

Horas extra

El Govern señala que, dado el elevado nivel de ocupación que existe en las Islas, debe mantenerse una especial vigilancia inspectora en el tiempo de trabajo para evitar que haya un exceso de horas extras, un respecto por la jornada laboral y una verificación de que se cumplen los tiempos de descanso estipulados entre jornada y jornada.